TUMEJORTORRENT.COM

God Of War 2 [PS2DVD][PAL][Spanish]


Dos años atrás, un hermético y semi-desconocido estudio interno de Sony concibió una obra capaz de dibujar un nuevo icono en el firmamento de los juegos de acción. Acaudillados por un irreverente David Jaffe, creador y director de múltiples entregas de la saga Twisted Metal, los desarrolladores de Santa Mónica nos dieron a conocer la vida de Kratos, un torturado general espartano que acabó por erigirse en el dios de la guerra tras derrocar a un despiadado Ares. Y con los sinsabores de este antihéroe impusieron nuevos estándares de presentación, re-introdujeron el péplum más pop en el mundo de las consolas y, por supuesto, recibieron el aplauso casi unánime de crítica y público por su esfuerzo.

Dados los éxitos conseguidos, no era muy difícil aventurar el futuro que aguardaba a esta nueva propiedad intelectual. Y henos aquí, continuación en mano, con los nuevos pasajes de esta accidentada epopeya para nuestra infatigable Playstation 2 en tiempos donde la nueva generación acapara la mayor parte de las miradas. Una continuación de la que decidió apearse el principal culpable del capítulo anterior para ceder el testigo a Cory Barlog, director de animación en aquel trabajo, como nuevo maestro de ceremonias. Una continuación que hace del exceso su forma de vida y lo eleva hasta cotas inverosímiles en todas y cada una de sus facetas. Una continuación que viene a confirmar las excelencias de un estudio de desarrollo ya consolidado. Señores, vuelve el dios de la guerra.“Un ciclo sin fin”


Incapaz de olvidar su oscuro pasado y sintiéndose abandonado por el resto de dioses olímpicos, Kratos intenta ahogar sus penurias en el fragor de un tormento familiar, de una espiral de muerte harto conocida por él: la guerra, una guerra cruenta y sin sentido librada en honor de ideales vacíos. Y enardecidos por esta enfermiza sed, los ejércitos de su Esparta natal conquistan una polis tras otra. Rodas, la enésima ciudad en recibir su asedio, marca el comienzo de este cuento amargo. A lo largo de los capítulos que lo componen se desarrolla un texto vehemente, poco dado a sutilezas y no demasiado respetuoso con el material original que centra su discurso en la manida batalla contra el omnipresente destino. Su inconcluso desenlace y algunos giros argumentales más propios de seriales televisivos terminan por conformar una historia servicial en el mejor de los casos, carente de entidad y que no oculta su carácter transitorio hacia una épica conclusión.
Jugabilidad
God of War II: Divine Retribution (PlayStation 2)
Si bien el primer God of War no era un dechado de originalidad en su faceta jugable, introducía una serie de remiendos en términos de presentación que le permitieron hacerse un hueco en un género hasta ese momento dominado con autoridad por las obras japonesas. Sus combates eran completamente viscerales, directos y disfrutaban de una espectacularidad sólo vista hasta entonces en secuencias de vídeo. Todo gracias a la inclusión de pequeños mini juegos contextuales que permitían a Kratos rematar a sus enemigos de las maneras más brutales posibles. God of War II sigue muy de cerca esa estela marcada por su antecesor. Centra todos sus esfuerzos en acentuar esos matices que tan buenos resultados dieron en la ocasión anterior, trata de pulir aquellas impurezas que afeaban el conjunto y absorbe alguna que otra innovación que se ha dejado ver en otros juegos punteros del género. A las nuevas magias y armas de rigor, esta obra incorpora pocas novedades importantes en su núcleo jugable. Entre las más destacables, la opción de poder intercambiar dos armas en tiempo real, la inclusión de cortos segmentos aéreos a lomos de un pegaso en lucha constante contra hipogrifos o la posibilidad de emplear las Hojas de Atenea a modo de látigo para colgarnos de salientes y alcanzar zonas en apariencia inaccesibles. El problema no radica tanto en la escasez como en la calidad o explotación de estos añadidos. Cambiar de arma en tiempo real constituiría un paso de gigante si no fuera por los desequilibrios en el sistema de combate. Las Hojas de Atenea continúan acaparando toda la calidad y utilidad necesarias para atravesar la aventura. Los diseñadores han dado pocos incentivos para que el jugador requiera buscar otras necesidades dentro de su arsenal. Las alternativas son meras curiosidades que se probarán durante instantes puntuales. Con suerte, sus creadores comprenderán para la próxima entrega que las mecánicas no pueden ser tan permisivas y evitarán el síndrome machaca-botones del que adolecen, en cierta manera, ambas entregas de la franquicia. Aumentar el daño por golpe en niveles superiores de dificultad es un parche bastante pobre para cubrir semejante carencia. No obstante, luchar en God of War es tremendamente divertido por el sentimiento de superioridad que es capaz de inspirar en el jugador pero no se puede obviar la realidad: sus mecánicas de combate siguen estando lejos de las finezas vistas, por ejemplo, en la última aventura de Dante.

Donde realmente brilla con intensidad esta obra es en el fantástico diseño de niveles del que hace gala. God of War II es una montaña rusa sin fin, una sucesión continua de emociones fuertes sin fisuras, sin altibajos. Abre el telón con un acto difícil de olvidar, la batalla y posterior caída del coloso de Rodas a manos nuestras, y desde entonces no desfallece un sólo instante. Todo el nudo y desenlace de esta enérgica obra equilibra con mesura e inteligencia la resolución de rompecabezas poco complejos con secciones de acción mucho más movidas. En ningún momento habrá espacio para la monotonía, la uniformidad. Cada esquina del escenario que crucemos nos trasladará a un acertijo diferente, a una épica contienda en condiciones distintas, a un nuevo reto
Desde escalar el cuerpo de un titán, a escapar de los infiernos, ralentizar el tiempo para atravesar secciones pobladas de cuchillas, aprovechar corrientes de aire para alcanzar imposibles con las alas de Ícaro, proteger a valiosos traductores de las garras enemigas, acabar con el temible rey bárbaro, etc. Poco más se puede pedir excepto un mayor número de secciones donde podamos hacer un uso extensivo de nuestras nuevas habilidades. Cruzar un enorme puente derruido mientras se destruyen sus pilares tras nuestros pasos constituye una de las mejores secuencias de toda la obra.

Por fortuna, la cámara sigue siendo tan eficiente como siempre al retratar todas estas vivencias. A mucha distancia de sus coetáneos, este talón de Aquiles del género se convierte en un aliado del jugador en God of War II. Sabe guiar sus pasos en la resolución de puzzles, ofreciendo nuevos planos y movimientos que facilitan su trabajo, y evita entrometerse de sobremanera durante los momentos más caldeados. Logro más que destacable si tenemos en cuenta que ofrece todo este carácter servicial sin renunciar un instante a su fascinante puesta en escena.

Magistrales panorámicas capaces de realzar las mastodónticas dimensiones de los decorados, contrapicados que magnifican a nuestros monumentales oponentes, planos secuencia que recogen intensas secciones de la aventura, etc. Más de un desarrollador debería echar un ojo al buen hacer de estos diseñadores, pues descubrirían las bondades de las soluciones simples y efectivas. Obviamente, existen contadas ocasiones donde prima el estilo sobre su utilitarismo, pero suceden tan de cuando en cuando que resulta ofensivo el nombrarlo. Los enfrentamientos contra los monstruos finales constituyeron una de las principales virtudes y, al mismo tiempo, uno de los escasos defectos de la primera entrega. Virtud, porque redefinían las palabras intensidad y espectacularidad hasta ese momento conocidas por el género y desatino porque, incomprensiblemente, sólo había tres de ellos en todo el juego. Por suerte, este último infortunio ha sido erradicado por completo en esta continuación, mientras que su calidad, variedad y épica se ha mantenido intacta. La imponente figura de un amenazador coloso de Rodas formará parte de las muchas imágenes indelebles con las que nos obsequiará la obra. El intenso y multitudinario combate contra las parcas del destino o la batalla contra la horripilante gorgona Euríale, con el vellocino de oro como única arma para protegernos de su despiadada mirada, son sólo algunas de las muestras de su extenso catálogo. Hay multitud de estampas para recordar en este divertimento.

Loading...
Descargar God Of War 2  torrent gratis Size: 3.9 GB Fecha: 17-05-2007
DESCARGA TORRENT
El Archivo torrent no Existe !
DESCARGA DIRECTA
  • En unos minutos se pondra todos los links DESCARGA DIRECTA , Gracias por su Comprension !!

VER ONLINE
  • En unos minutos se pondra todos los links VER ONLINE , Gracias por su Comprension !!